¿Cómo atarse los cordones de mis botas de fútbol?

Esta vez queríamos repasar una de esas dudas que en ocasiones tenéis, dependiendo del modelo de bota escogido. La verdad que existen muchísimas maneras de atarse los cordones, no obstante, os contaremos diferentes formas de hacerlo, para que tengáis vuestras botas perfectamente atadas y listas para dar el máximo en la cancha.

26 November 2019 - Escrito por Matías Velázquez

En una época donde tenemos una oferta enorme de botas de fútbol de todo tipo, a veces lo más simple, que es atarse los cordones, pasa a un segundo plano, cuando en realidad es algo de suma importancia. Como ha demostrado Puma con las botas de fútbol Puma Future, el ajuste del calzado es totalmente personal y puede ser un arte en sí mismo, por ello veamos qué formas y maneras tenemos de atar nuestras botas de fútbol.

Botas de fútbol con lazada clásica

En las botas con lazada clásica, es decir, que no esté oculta, como en las botas de fútbol Nike Phantom Venom, o Nike Phantom Vsn, la mejor manera de atarse los cordones es de forma cruzada. Normalmente, cuando compráis unas botas, en la propia caja viene uno de los pares con el cordaje puesto y por lo tanto, podéis copiar ese sistema de lazada y dejarlo igual en el otro par.

Esta lazada cruzada es la correcta ya que en las botas de fútbol la intención es que la bota abrace nuestro pie y por lo tanto los laterales se ciñan al mismo, mejorando el ajuste de la bota. Esto no solo nos dará mayor comodidad, sino que evitará que la bota nos provoque distracciones en cada tiro o pase. Si los cordones os quedan excesivamente largos, siempre podéis cruzarlos y pasarlos por debajo de la bota, siempre por el centro, reforzando el concepto de ajuste central y además evitando que los cordones vuelen solos. 

Me suele molestar la parte de arriba

Si sois de los clásicos, que aún lleváis botas con lengüeta como la bota de fútbol copa mundial, es muy importante que os fijéis si en la misma tenéis una especie de agujero, ojal o perforación que deje paso a los cordones. Esto se utiliza para que al pasar los cordones por ahí y cruzarlos los mismos actúen de fijación y la lengüeta no se mueva ni moleste.

También otro truco para ajustar la parte de arriba o lengüeta si la bota os queda muy ancha es el de no cruzar los cordones en el último ojal, sino pasar el cordón por el mismo lado una vez más, formando una especie de redondel libre, como vemos en la imagen.

Esto dejará un hueco que utilizaremos para cruzar los cordones y de esta forma ajustar aún más la parte de arriba de la bota. 

y finalmente tendremos nuestro nudo hecho, para ajustarse mejor a nuestro pie, como vemos en la imagen.

Todas las botas de fútbol

En la actualidad, tenemos una infinidad de alternativas, botas con lazadas centradas, lazadas laterales, lazadas ocultas, donde siempre hemos de primar atar los cordones cruzándolos para otorgarnos el mejor ajuste posible. Debemos de conocer que las botas de futbol, no son sneakers y por tanto deben ir ceñidas a nuestro pie.

Por lo tanto, no debemos de cruzar todos los ojales y dejar una sola tira del cordón hacia el ultimo agujero, ya que no funciona al solo tener un cordón haciendo la sujeción. De hecho, si sois de los que hacéis virguerías con el cordaje hasta tener un ajuste perfecto, no se me ocurre mejor opción que recomendaros las botas de fútbol Puma Future, las cuales tienen una infinidad de formas de ajustarse los cordones dependiendo de vuestro pie.

En conclusión, tenemos opciones para todos los gustos, pero como digo, debemos cruzar los cordones para tener el mejor ajuste para cada uno de nosotros. De hecho, en las botas con la lazada oculta así es como vienen de serie, y tienen estudiado que funciona. Y por último, si no os gustan los cordones y os molestan en exceso, tenemos la mejor solución para vosotros que son las botas de futbol adidas, las cuales ofrecen varias gamas de productos totalmente sin cordones.

Comentarios 0

¿Quieres dejar tu opinión?
Accede a tu cuenta de usuario para participar en nuestra comunidad.