Campus Élite 2019 Benidorm y Castejón de Sos

Los Campus Élite 2019 echaron a rodar con dos de nuestras sedes más clásicas, Benidorm y Castejón de Sos. Más de 50 porteros participaron en cada uno de ellos aprendiendo y entrenando con los mejores entrenadores de porteros del país. Nuestros alumnos han podido disfrutar de dobles sesiones de entrenamiento, concentraciones profesionales, charlas formativas y muchas sorpresas más.

09 July 2019

Empezamos nuestra temporada de Campus de verano con las dos primeras sedes:

Por un lado Benidorm, una sede tradicional en nuestro calendario. Un año más hemos disfrutado de las instalaciones en el hotel Albir Garden en Alfaz del Pi, de la localidad alicantina. Campo de fútbol de césped natural, un hotel de 4 estrellas e incluso un aquopolis propio del hotel en el que los chicos podían disfrutar de su tiempo de ocio. Eran algunas de las ventajas de las que han podido disfrutar los participantes de este Campus Élite.

Por otro lado, los que prefirieron pasar la última semana de junio en un ambiente idílico en el pirineo aragonés eligieron el campus de Castejón de Sos. Instalaciones deportivas con campo de fútbol de césped natural y piscina, hotel rural y familiar ideal para el descanso de participantes y entrenadores, charlas formativas cada día y el scalextric más grande de Europa para pasar una tarde lúdica durante la semana.

Aunque el punto más fuerte y común en todos nuestros campus ha sido el gran nivel de los entrenadores. Equipos como Valencia, Málaga, Levante, Eibar, Huesca, Girona o Nástic de Tarragona han permitido a sus entrenadores de porteros la posibilidad de vivir esta experiencia junto con los grandes protagonistas como son los porteros que han venido a disfrutar de cada uno de los entrenamientos que estos planteaban a diario.

Entrenamientos como porteros profesionales, con dobles sesiones cada día y con una metodología propia de un equipo profesional. Todo ello hizo que los más de 50 porteros que se juntaron en cada campus mejoraran y aprendieran a pasos agigantados. Conceptos como blocaje, juego aéreo, juego con los pies o velocidad gestual fueron algunas de las habilidades que los porteros trabajaron día a día, pero esto no hacía que no tuvieran sus entrenamientos lúdicos en los que los porteros competían entre sí por demostrar quien era el que más estaba mejorando.

Sin duda, dos campus muy exitosos, en los que todos los presentes aprendieron, disfrutaron, convivieron y se convirtieron en una familia unida por una misma pasión: la portería de fútbol

 

Redes sociales:

 

Comentarios 0

¿Quieres dejar tu opinión?
Accede a tu cuenta de usuario para participar en nuestra comunidad.