Cosas que no debes hacer con las botas de fútbol

Si quieres cuidar correctamente las botas de fútbol, te animamos a que te quedes con nosotros, en el siguiente post. A continuación, os explicaremos como hacer para que vuestras botas de fútbol duren más en los terrenos de juego, de una manera diferente y más de forma más explícita.

04 October 2019 - Escrito por Ander Torres

En la guía definitiva para cuidar tus botas de fútbol, que realizamos a través de nuestro blog, os intentamos ayudar para que vuestro material, esté en perfecto estado y de una manera correcta, ya que en ocasiones esta falta de higiene y cuidado, hacen que la vida útil de nuestras botas de fútbol, se reduzca considerablemente por no prestarles la atención que merecen. En esta ocasión lo enfocaremos de una manera diferente, yendo un paso atrás, mostrando los 5 consejos que no debéis hacer con vuestras botas de fútbol.

TOP 5 cosas que no debéis hacer con vuestras botas de fútbol

Antes de pensar en aplicar grasa de caballo a tus botas de fútbol, o incluso, algo tan básico como limpiar las botas clásicas de cuero, hemos decidido por empezar por el principio, dando pequeños consejos que estarán presentes en nuestro día a día. Estamos instaurados en una época en el que el mantenimiento de nuestras botas, cada vez, es menos necesario, por la integración de las botas de fútbol con calcetín o las botas de fútbol sintéticas. No es vuestra culpa que la cultura por cuidar nuestro material, se vuelva inexistente.

Limpiar las botas de fútbol en la lavadora

¿Se pueden meter las botas en la lavadora? LA RESPUESTA ES NO. Es la clásica duda cuando el calzado necesita un buen repaso y el tiempo no sobra como para dedicárselo a su limpieza a mano. Sabemos que los vivos colores de nuestras botas podrían volver a su estado original con una buena pasada por la lavadora, pero tenemos que recordar que, los pegamentos y los termosellados con los que están impregnadas nuestras botas simplemente, correrían un peligro enorme de deshacerse y derretirse. Además de esto, la bota de fútbol, así como sus contrafuertes y las zonas más elásticas, como las que encontramos en las botas de fútbol con calcetín, se debilitarían.

En caso de lavar las botas en la lavadora:

NO ES ACONSEJADO; Pero, si eres de los que ha decidido limpiar tus botas en la lavadora, para asegurarnos, tendrás que extraer los cordones y la suela interior de las botas. Una vez hecho esto, busca una bolsa de tela o bien, envuélvela en una toalla para que no dé golpeen contra el tambor, equilibrar la carga y evitar problemas en la lavadora. Importante; evitar el centrifugado para así descartar daños en las botas de fútbol. Otro de los puntos clave es, que para limpiar las botas, tenemos que programar la lavadora con agua fría o templada, con un máximo de 30 grados, ya que de lo contario pueden despegarse elementos de la misma, como la suela, o logotipos. Intentad poner un detergente líquido y con la marcha de la lavadora a revoluciones medias.

Teñir o pintar las botas de fútbol

Recuerdo a Bakary Sako, jugador del Crystal Palace con sus botas de futbol customizadas, eran unas Nike Mercurial Superlfy con motivos de la mítica serie Dragon Ball, a partir de allí, poco a poco la moda por customizar las botas de fútbol, fue a más, llegando al punto de que la estrella del Barça, recibiese hace un par de años sus botas como ya tratamos en el post; Botas customizadas de Leo Messi. La moda por teñirse las botas blackout o bien de personalizarlas en craso error, pues las sustancias en las que están fabricadas estas pinturas, hacen que todas las tecnologías que llevan las botas de fútbol en la carcasa, queden inutilizadas; el tratamiento para la flexibilidad, o el grip con la pelota como el que nos da la famosa tecnología de Nike, All Conditions Control (ACC). Además, muchas de las pinturas del mercado, son extremadamente corrosivas. Un punto que, a la vista, no vais a percibir, pero que con el uso, veréis como poco a poco vais a ir viendo el deterioro de vuestras botas.

Meter las botas en la mochila de deporte

¿Quién se libra de este punto? Normalmente acabamos nuestros entrenamientos y partidos, totalmente fundidos, y cuando llegamos al vestuario dejamos nuestras botas al fondo de la mochila de deporte sin importarnos nada más que llegar a casa. Cuando esto ocurre, olvidamos que nuestras botas se quedan aplastadas varias horas, o como en algunos casos, varios días. Si esto ocurre, la bota de fútbol perderá la forma. Absolutamente todas las botas, tienen un tratamiento para que haya en varias zonas, tanto rigidez, como flexibilidad, con una estructura interna preparada para las acciones más agresivas, como lo son las taloneras. Normalmente esto, se junta con el sudor de las botas, incluso de nuestra ropa para entrenamientos, acrecentando mucho más el riesgo de deterioro de la bota. 

Consejo: Nada más acabar vuestro entrenamiento, llevadlas en la mano en un zapatillero. Y para rematar, si les introducís unas calzas, os aseguraréis de que vuestras botas se mantengan en su estado natural, hasta el fin de sus días.

No dejéis las botas de fútbol a un compañero

Sabemos que si se dejan las botas a un compañero de equipo, es por fuerza mayor, pero no es lo más aconsejable. Las botas de fútbol se someten en cada entrenamiento y/o partido a muchísimo estrés, este estrés, lo que hará es que la bota se deforme de una manera positiva a tu pie, a tu forma de golpeo y a tu forma de apoyar. Si un compañero usa tus botas de fútbol, lo que hacemos es romper esa forma y que no haya una perfecta adaptación a tu pie.

Atad bien las botas de fútbol

Un consejo que papa y mama, nos han dado durante toda la vida. Son botas de fútbol, no son zapatillas deportivas de calle. Dentro de el mundo de la fabricación de las botas, se da por descontado que el calzado que estamos llevando para competir, está perfectamente atado, ya que, si no lo está, todas esas tecnologías que abarcan nuestro pie, no sirven de nada. Sin mencionar que llevar las botas bien atadas, hace que el riesgo de lesión no dependa de la bota, pues de lo contrario existe un riesgo de deslizamiento dentro de la bota (rollover), extremadamente alto. 

Comentarios 0

¿Quieres dejar tu opinión?
Accede a tu cuenta de usuario para participar en nuestra comunidad.