Cuidado de botas de material sintético

Consejos para el mantenimiento de tus botas de materiales sintéticos

Por suerte el material sintético no necesita nutrición para protegerlo de los agentes externos., la mejora del rendimiento de estos materiales viene dado por los diferentes usos que tras someter al material a tensiones y flexiones terminan por ablandarlo. Lo que nos interesa por tanto es que no pierda la forma y que no se pudra.

Cuidados básicos de mantenimiento de una bota de fútbol

  • hormas internas

    Introducir hormas internas para que no pierdan la forma y el material mantenga tensión durante el período que la bota pasa en la mochila (muchas veces con un kg de ropa encima), en el zapatillero, en la taquilla del vestuario o en nuestro domicilio. Las hormas son sencillas de encontrar en cualquier zapatero, no tienen un precio demasiado elevado y se pueden reutilizar de una bota a otra. Es un elemento que no debería faltar en el armario de ningún futbolista. Las hay de diferentes materiales y se clasifican por tallas.

  • Eliminar humedad

    Eliminar todo resto de humedad para evitar que se pudran. Para esto es importantísimo una vez que llegamos a casa después de competir o entrenar con ellas secarlas, por fuera y por dentro en caso de que haya llovido y sólo por dentro si el campo estaba seco. Aunque no haya llovido simplemente por el sudor del pie se acumula humedad. Como hemos dicho el material sintético no transpira ni la mitad que el natural por tanto tarda mucho más en evaporarse la humedad del interior y eso termina pudriendo el material y formando molestos olores que ya jamás se irán. La mejor solución es retirar la plantilla interna (en caso de que no vaya pegada a la suela) y hacer lo siguiente:

    - Si no ha llovido: dejarlas en un lugar ventilado y protegido del sol con las hormas puestas.

    - Si ha llovido: Papel de periódico en el interior para que absorba rápidamente el agua (un día y medio aproximadamente) y una vez acabado este tiempo retirar el papel e introducir las hormas.