Carcasa

Material del corte de las botas

El material de la carcasa determina el tipo de zapato y el jugador al que va dirigida. La elección de materiales afecta tanto al peso de la misma, como a la sensación al contactar con el balón y, sobre todo, a la posibilidad o no de ceder para adaptarse al pie.

Materiales naturales

Son pieles extraídas del ganado. La piel más cotizada porque es la que mejor rendimiento da una vez tratada es la de canguro. Se utiliza para la gama alta y es tan apreciada porque garantiza una sujeción del pie óptima con una capa de piel muy fina, garantizando una buena ligereza, casi imposible de conseguir en zapatos naturales. El hecho de ser tan fina también limita la absorción de agua. Para la gama media la piel utilizada suele ser de vacuno, una piel más tosca y menos flexible que tiene unas propiedades similares a la de canguro a un precio más asequible.

  • Los zapatos de piel consiguen máximo ajuste al pie cediendo en las partes que reciben más presión.
  • El contacto con el balón es perfecto. Transmite mucho más tacto al golpear o controlar que cualquier otro tipo de material, además de conseguir un zapato con muchos más puntos de flexión que una hecha de materiales sintéticos.
  • La piel absorbe el agua provocando que el peso del zapato aumente de manera considerable.
  • Es muy complicado crear un zapato ligera usando materiales naturales.
Zapatos de fútbol de piel

Materiales sintéticos

    Son materiales creados a partir de tejidos sintéticos. Los más apreciados y utilizado para la gama alta de Adidas y Nike son el SprintSkin y el el Teijín, unos materiales ultraligeros y resistentes, flexibles (sin llegar a ceder para adaptarse al pie) y con un tacto con el balón perfecto, ya que son materiales muy similares a los que se utilizan actualmente en los balones de gama alta de las mejores marcas, por lo tanto el contacto es entre materiales similares y resulta mucho más limpios. Para la gama media y baja se utilizan materiales sintéticos de menor calidad, lo que supone de más peso y menos resistencia que, sin embargo logran conseguir una estética idéntica a la gama alta.
  • El zapato no cede para adaptarse al pie.
  • El contacto con el balón a veces es demasiado brusco porque al ser un material tan fino se nota demasiado el impacto.
  • Las carcasas son menos flexibles que las de piel natural y acompañan menos los movimientos de torsión del pie.
Botas sintéticas